Tratamientos para arritmias: 

  1. Página principal
  2. Monterrey
  3. Tratamientos para arritmias: 
Tratamientos para arritmias: 

Tratamientos para arritmias: 


Estudio electrofisiológico y ablación.


Existen varias formas de tratar las arritmias; empleando el estudio electrofisiológico y la ablación es posible llegar a la raíz que las origina y eliminarla.



En ocasiones el corazón bombea la sangre de manera incorrecta. Cuando los impulsos eléctricos que coordinan los latidos cardíacos no funcionan adecuadamente, el corazón puede latir muy rápido, demasiado lento o irregularmente. A esta afección se le conoce como arritmia.


El doctor Iván López Alcocer, Médico  Cardiólogo, indica que es posible que las arritmias no provoquen sintomatología, sin embargo, “existen síntomas como dolor en el pecho, sensación de aceleraciones en los latidos del corazón (taquicardia), percepción de latidos del corazón lentos (bradicardia), latidos del corazón prematuros o adicionales (extrasístoles), dificultad para respirar, mareos o desmayo (síncope)”.


La arritmia, que puede estar presente en niños y adultos, se trata de acuerdo al tipo que se padezca.  En el caso de las arritmias lentas (bradicardia), el doctor López comenta que pueden requerir el uso de un marcapaso, dispositivo implantable que ayuda a controlar los ritmos cardíacos lentos. “Por medio de un procedimiento quirúrgico menor se coloca un dispositivo pequeño debajo de la piel, cerca de la clavícula. Uno o dos cables se extienden desde el dispositivo hasta el corazón, donde se sujetan de manera permanente. Si el marcapasos detecta una frecuencia cardíaca lenta, comienza a emitir impulsos

eléctricos que estimulan el

corazón para que lata a una

frecuencia normal”.


Las arritmias rápidas (taquicardia), en algunos casos pueden ser manejadas con medicamentos para controlar síntomas y limitar su presencia; sin embargo, no las cura.

El doctor destaca que, actualmente existe otra forma de tratamiento de las arritmias conocida como estudio electrofisiológico más ablación, la cual sí puede puede curar las arritmias.



¿Qué es y para qué?

En primera instancia, el estudio electrofiosiológico “es un examen en el que se observa la ruta que siguen las señales eléctricas al desplazarse por el corazón. En este tipo de estudio se emplean uno o varios catéteres (tubos flexibles) que se hacen pasar a través de una vena hasta llegar al interior del corazón. Los catéteres tienen unos sensores diminutos que miden el modo en que las señales eléctricas se desplazan por el corazón. Con esto podemos identificar si las señales siguen un camino normal, rutas eléctricas adicionales o señales eléctricas adicionales”, expone el doctor López.


Por otro lado, la ablación (destrucción de un órgano o tejido por intervención quirúrgica) es un procedimiento que consiste en introducir un catéter de ablación que se coloca cerca de las células cardíacas que emiten las señales eléctricas anormales o en el sitio donde se encuentre la ruta eléctrica adicional.


El doctor explica que “la punta del catéter emite calor (energía de radiofrecuencia) o frío (crioablación) y destruye las células anormales (ablación) que se encuentran en esa zona. Eso puede hacer que el corazón vuelva a latir a un ritmo normal eliminando de forma permanente, en la mayoría de los casos, el origen de la arritmia”.


El especialista añade que tanto el estudio electrofisiológico como la ablación puede hacerse en una misma intervención. “Los estudios electrofisiológicos por lo general tardan de una a dos horas. Las ablaciones por radiofrecuencia tardan lo mismo. Hacer los dos procedimientos puede llevar de 3 a 4 horas, dependiendo del tipo de arritmia que se trate”, señala.


Sobre quienes pueden someterse a estas prácticas, el doctor López refiere que “toda persona que padezca una arritmia puede ser candidata a este tipo de procedimiento, sin embargo, requiere una valoración por el médico especialista (electrofisiólogo) para que, en base al tipo de arritmia, le proponga el tratamiento más adecuado.


Agrega que “como en toda intervención, los riesgos pueden ser desde leves hasta graves. Depende mucho del tipo de arritmia que se trate y las características clínicas del paciente, por lo que la atención por el médico especialista es de gran importancia”.


Finalmente, el tiempo de recuperación dependerá del procedimiento realizado, teniendo un reposo relativo en casa e incorporación inmediata a sus actividades cotidianas.

Contrata el Perfil VIP

Contrata el Perfil Premium