fbpx

Leche Humana vs: Leche de Vaca y de Laboratorio

  1. Página principal
  2. PULSO NATURAL
  3. Leche Humana vs: Leche de Vaca y de Laboratorio
Leche Humana vs: Leche de Vaca y de Laboratorio

Leche Humana vs: Leche de Vaca y de Laboratorio

Dejemos algo claro en un principio: los humanos “no somos” animales bovinos, ovinos o caprinos. Poseemos un código  genético profundamente  muy distinto a los de los bovinos.  Y  con necesidades evolutivas  y  metabolismos químicos diferentes a estos.

Eso está expresado en nuestro ADN Humano,   molécula que comanda todos  nuestros mecanismos celulares en cada tejido, órgano y sistemas dentro del organismo. Mecanismos químicos que en nuestros cuerpos son distintos a los de otros seres vivos: una nutrición distinta, vías metabólicas más complejas, un desarrollo variado y  formas de vida totalmente diferentes.

PULSO NATURAL

Por el Dr.  Dr. Amílcar Maéstre

Colaborador Internacional

Este Artículo está protegido por los derechos de Autor

Leche Humana vs: Leche de Vaca y de Laboratorio

Amílcar Maéstre, M.D

Mechnikov University

Dejemos algo claro en un principio: los humanos “no somos” animales bovinos, ovinos o caprinos. Poseemos un código  genético profundamente  muy distinto a los de los bovinos.  Y  con necesidades evolutivas  y  metabolismos químicos diferentes a estos.

Eso está expresado en nuestro ADN Humano,   molécula que comanda todos  nuestros mecanismos celulares en cada tejido, órgano y sistemas dentro del organismo. Mecanismos químicos que en nuestros cuerpos son distintos a los de otros seres vivos: una nutrición distinta, vías metabólicas más complejas, un desarrollo variado y  formas de vida totalmente diferentes.

Pero esto no parece suficiente para justificar que un gran porcentaje de profesionales médicos, químicos, biólogos (con sus excepciones)  como madres (millones de ellas de forma inocente) acepten a ciegas la sustitución de la Leche Materna por la Leche “de Vaca” o  la leche  hecha en un Laboratorio. Despreciándose y depreciándose a la leche materna   e Incluso optando miles de veces y en forma catastrófica y repetida por  la leche de "vaca" o la de Laboratorio, para el crecimiento y desarrollo de otro tipo de ser vivo, en este caso: el ser humano.

En principio, bioquímicamente,  estas  leches (la de vaca u otro animal) no son similares “ni en rango biológico ni químico” a  la del ser humano. Sus estructuras moleculares  propias son distintas y de cualidades diferentes. Y entre ellas, la más destacada en nosotros: es que no poseemos en nuestro sistema gástrico humano,   las enzimas capaces de metabolizar en lo absoluto la química estructural plena de la leche de vaca u otras. Ricas entre sus estructuras de unas fosfoproteínas o una proteínas fosforiladas  de nombre caseínas.

Solo con esto, con la diferencia entre la cantidad de caseínas entre los bovinos, los ovinos y los caprinos en comparación con la leche materna humana,  todas las leches de aquellos nobles animales, tienen una proporción de 55 % más de caseínas.

Esto sin contar la diferencia en el contenido de  proteínas en general, en donde los animales ya citados, tienen mayor proporción acorde a las necesidades de cada cual.

Al detenerse en la  Leche de Laboratorio, tenemos siempre la batalla de comparar y de querer los Laboratorios llegar a un nivel de optimización mejor o mayor de las cualidades de la Leche Materna Natural Humana. Siendo que al final, la Leche de Laboratorio es una leche artificial, sea presentada como sea. Pero en su mayoría en polvo.  Y jamás una “leche viva” producto del metabolismo materno particular único de cada mujer.

 

Y el lector sea; paciente, médico, biólogo, químico, madre, se preguntará:

¿A dónde va esta leche de vaca que consumo todos los días  en el organismo humano,  Que hace en el organismo de mi hijo o en mí misma?, ¿Que pasa?

Bien: demostrativamente en cientos de veces y científicamente, el propio cuerpo humano responde nuestras incógnitas con el tiempo.

 

Interesante es observar en la práctica clínica diaria y  de investigación, como los pacientes con cuadros inmunes variados  no tuvieron un óptimo periodo de amamantamiento. Y desarrollan sin querer, cuadros inmunológicos de reacciones alérgicas variadas, desde dérmicas hasta intestinales, tanto en su edad pediátrica como etapa adulta. Como una muy baja protección y tasa de recuperación  a virosis de cualquier tipo como infecciones variadas a lo largo de su vida.

En diez años de investigación clínica médica se ha demostrado la presencia de caseinógeno (que es  fosfato de calcio  asociado a las caseínas de la leche de vaca) en pacientes pediátricos y adultos tanto en cuadros inmunológicos alérgicos como en otras enfermedades o estados patológicos como la arterioesclerosis y procesos diarreicos tempranos. Y esto sucede  por la incapacidad de procesar los elementos estructurales químicos específicos y distintos  de las proteínas de la leche de vaca  como las de laboratorio por el sistema gástrico.

Al suspender por un buen tiempo tales leches en esos pacientes con procesos inmunológicos o patologías inmunitarios alérgicas hubo un mejoría evidente,  en tales pacientes. Y esto es algo que Usted mismo puede comprobar consigo mismo.

Suspenda la ingesta de leche por 3 semanas. Y “podrá notar” la diferencia del porque  todos los mamíferos de menor rango de inteligencia que el ser humano,   dejan de tomarla después de pasado su periodo de amamantamiento.

Lo adicional a incluir  y a pensar por Usted:

¿Cuánto de Preservante Químico, se toma Usted en la Leche de vaca de larga duración que compra?

 

Amílcar Maéstre es egresado de la Academia Estatal de Medicina Mechnikov  de San Petersburgo

Ha hecho estudios de postgrado en el Karolinska Institutet en Suecia.


Es Asesor Médico Internacional de alto rango y colabora con instituciones médicas en el mundo en el análisis y tratamiento de enfermedades crónicas entre ellas: Rusia, Suecia, Dinamarca, Australia, Colombia, Brasil,  Chile,  Venezuela y  otros.

Contrata el Perfil VIP

Contrata el Perfil Premium