fbpx

Hifu Corporal: ultrasonido que esculpe.

  1. Página principal
  2. ESPECIAL
  3. Hifu Corporal: ultrasonido que esculpe.
Hifu Corporal: ultrasonido que esculpe.

Hifu Corporal: ultrasonido que esculpe.

 

 

Esta tecnología elimina la grasa localizada a través de un disparo de ultrasonido que libera calor y presión, de forma indolora, sin marcas y sin ameritar reposo del paciente que lo recibe.

 

Por Jennifer Matos Zambrano

 

Cada vez son más las herramientas tecnológicas al servicio de la eliminación de la grasa corporal, en beneficio de esculpir el cuerpo. También son más seguras y eficaces.

 

Un ejemplo es el Hifu Corporal. La doctora Alejandra Loaiza Patiño, médico general especialista en Medicina Estética explica que “es un tratamiento médico estético que se realiza con un equipo llamado Ultrasonido Focalizado de alta intensidad (HIFU), que logra moldear, reducir y eliminar celulitis de la zona tratada”.

 

Añade que por medio de un disparo de ultrasonido entre 60°C-75°C se logra la muerte de la célula de grasa (apoptosis) en un tiempo de 30 días, eliminando 35% de la grasa tratada.

 

El Hifu libera calor y una presión controlada, por lo cual las células adiposas no pueden resistirse a las vibraciones a esta temperatura, rompiéndose con facilidad. La grasa se va eliminando poco a poco a través del organismo con lo que conseguimos reducir centímetros y celulitis.

 

La aplicación del Hifu Corporal es indolora, no deja moretones y no amerita reposo, razón por la cual el paciente puede retomar sus actividades habituales al salir del consultorio.

 

Indica la doctora Loaiza que con este tratamiento aprobado por la Food and Drug Administration (FDA), “se programa la muerte celular de la grasa, con lo cual no se recupera”.

 

Hombres y mujeres mayores de 20 años, que quieran reducir medidas y moldear y que a pesar de una alimentación balanceada y ejercicio no lo han logrado, son candidatos ideales para someterse a este tratamiento.

 

Por otra parte, no debe realizarse en pacientes embarazadas o lactantes, o quienes padezcan alguna enfermedad autoinmune o coagulopatías.

 

Estructura del tratamiento

 

“El paciente se valora en consulta y en base a su historial médico se decide si es candidato. De ser así se pasa a una cabina corporal, se toman medidas, fotos previas y se marca la zona a tratar.

Se realiza el tratamiento en 40 minutos en consultorio, sin dolor, sin tiempo de recuperación”, detalla la doctora Loaiza.

 

Indica que el paciente comienza a ver cambios a los 7 días y el resultado final a los 30 días, con una disminución de 10 a 15 centímetros por área tratada.

 

Sugiere que el paciente lleve un régimen alimenticio balanceado y realice ejercicios, para tener una mayor efectividad en el resultado reductivo y procure el mantenimiento del mismo.

Contrata el Perfil VIP

Contrata el Perfil Premium