Alimentos que fortalecen el pelo

La caída del cabello en esta época del año es habitual, pero es fundamental asegurarse de que no sea excesiva para evitar problemas más graves. La dieta es importante para prevenir la caída del cabello, ya que algunas comidas con alto contenido en vitaminas y minerales pueden ayudar a fortalecer el cuero cabelludo.

La alimentación puede desempeñar un papel crucial en las curas naturales de diversos problemas, como la caída del cabello y la reducción de la grasa. El estrés y los cambios hormonales, según los expertos, son elementos que inciden en estas pérdidas. Para evitar este escenario, debe consumir los siguientes alimentos:

Antioxidantes y vitamina C

Son dos de los factores más importantes para mantener el cabello sano y evitar su caída. Además de las frutas con alto contenido en vitamina C, se deben consumir verduras como fuente de antioxidantes que ayudan al fortalecimiento de los folículos. Según diversas investigaciones, la falta de antioxidantes tiene el mismo efecto en el cabello que en la piel, por lo que el consumo de este tipo de alimentos puede ayudar a prevenir la caída del cabello.

Los cítricos como las naranjas y los kiwis, las verduras como las espinacas o el brócoli y, sobre todo, el aceite de oliva, tienen un alto contenido en vitamina C.

Hierro

Una de las causas más comunes de la caída del cabello es la falta de hierro, especialmente en las mujeres que experimentan una escasez de este elemento de forma regular debido a la menstruación. Además, muchas mujeres tienen menstruaciones muy abundantes, y estas pérdidas pueden repercutir directamente en su cabello.

Por ello, los especialistas aconsejan incluir en la dieta alimentos ricos en hierro, como las legumbres y los frutos secos (especialmente nueces, avellanas y almendras).


Proteínas

Para combatir la caída estacional del cabello, los nutriólogos recomiendan consumir proteínas de la carne de vacuno.

Además, en el caso de la carne roja, es una ayuda para prevenir las carencias de hierro por su aporte adicional; mientras que en la carne blanca, el azufre es un elemento muy útil para dar resistencia al cabello débil.


Minerales

El zinc, junto con otros minerales como el magnesio y el cobre, contribuye a los esfuerzos del cuerpo por evitar la caída del cabello con cada cepillado.

En esta situación, la carne así como los pescados son excelentes fuentes de zinc.

El apio, los espárragos, las berenjenas y los higos también lo contienen.

Biotina 

Los alimentos ricos en este elemento, que ayuda a la conversión de carbohidratos, lípidos y vitaminas, son esenciales para un cabello sano. A pesar de la falta de pruebas científicas, los médicos recomiendan incluir estos alimentos en la dieta de las mujeres que sufren de cabello quebradizo.

El hígado, los cereales (pan de levadura y salvado de trigo), el huevo y el plátano son los alimentos más ricos en biotina.